Parece mentira que con cosas tan sencillas puedas conseguir sonrisas tan grandes. Hace unos días pasamos una tarde muy divertida con tan solo  un churro acuático,  pompones y un toque de imaginación maternal.
Cada tarde cuando llego del trabajo mis ojos contemplan el mismo panorama. Max en el sofá en posición semicontorsionista viendo la tele y a Miniyo me lo imagino dulcemente durmiendo en su cuna (no me atrevo entrar en su habitación porque tiene un radar que detecta mi olor, respiración o movimiento y no deseo interrumpir sus sueños). Aunque vengo agotada de entretener a niños ajenos de diferentes países (lo resalto por el cansancio mental de la cuestión idiomas..), mi empeño es hacer alguna actividad con Max pero mis ideas que triunfan entre mamis y seguidores del face/blog, parece que no le motivan demasiado. No ha heredado mis genes de manualidades recicladas como los juguetes para bebe hechos por mami hace unas semanas (podéis leer mi post pinchando AQUI). Así que probé con una actividad mas activa pero naturalmente manteniendo mi esencia de Miss Reciclaje. 

TIRACHINAS DE POMPONES

Cortamos con un cutter un trocito de churro acuático/patata frita/o cilindro largo de espuma que flota en el agua muy utilizado en las piscinas (tendrá otros nombres pero yo solo conozco estos) de los que tienen agujero central. A un globo se le corta la boquilla y un poca mas para que me ajuste bien al churro. Si se quiere se puede decorar el tirachinas con pegatinas o cualquier otra cosa que no destiña color sino lo notaran las manos de nuestros hijos. Y ya podemos empezar la guerra sin temor de sufrir ningún daño ni moretón con las balas-pompón.


ESTIMACIÓN INFANTIL

Pasamos un rato muy divertido pero el pobre Miniyo al no tener  todavía la destreza de manejar nuestra arma inofensiva, nos miraba con ojitos de pena. Así en un momento y aprovechando los pompones le monte una actividad. Como a todos los bebes le encanta meter cosas dentro de otras, ésto tiene un nombre que ahora mismo no recuerdo, le pegué en la ventana con cinta carrocera tubos de diferentes tamaños y texturas. Poniendo un cajita en el suelo a modo de recoge pompones. Max que seguía practicando su puntería con el tirachinas y el gato, enseguida giro la cabeza hacia la ventana.Mientras que los dos hermanos jugaban con los tubos y pompones, yo haciendo la cena tranquilamente sin escuchar gritos y peleas. Increíble pero cierto. De vez en cuando les echaba un ojo, y veía como Max por iniciativa propia,  iba cambiando los tubos en sitio vertical y diagonalmente teniendo en cuenta que los pompones deberían caer dentro de la caja. Me sentí muy orgullosa de como mis dos pekes podían llegar a jugar solos, manteniendo una conversación sin peleas y sin estresar a mamá. Como leí en algún sitio, la felicidad esta hecha de pequeños instantes y esa tarde mis hijos me regalaron uno.

pompones-juguetes-reciclaje-bebes
Diferente disposición de los tubos maquinada por Max

Y vosotras, ¿también fabricais algún entretenimiento para los más peques de la casa? ¿Como conseguis que no estén todo el día pegados a una pantalla? Un saludo y nos vemos por las redes.

No te puedes perder...

¿Quieres descubrir las "7 Claves para tener un negocio online Rentable y Visible con menos de 200 visitas diarias?

Recuerda, el tamaño aquí tampoco importa...

¿Y lo bonito que es compartir ?
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
The following two tabs change content below.

Ana María

Mamá, bloguera y emprendedora por sorpresa con alma inquieta. El diseño es mi pasión y la redes sociales mi hábitat preferida. Mi misión: ayudar a otros bloggers a crear su proyecto online de una manera creativa, personalizada y profesional.

¿Quieres aprender a tener un negocio visible y rentable sin

tener miles de visitas al mes?

GET

WELCOME OFFER!

NO TE VAYAS TODAVÍA...