Ayer fui a mi primer entierro simbólico. El ataúd era pequeño para guardar tantos detalles de mi vida de bloguera. En los últimos meses mi actividad estaba cogiendo un ritmo frenético incompatible con una vida familiar. Me había puesto demasiada obligaciones, cargas y compromisos que llegaba a cumplir pero sacrificando otras cosas. Estaba más irritable, gritona e irascible de lo normal. Con el pretexto de cumplir mi sueño de que mi tienda siguiera adelante me embarqué en mil movidas sin sopesar si realmente me aportarían algo.

Tenia el apoyo de mis seguidores que ya se sorprendían de como podía llegar a todo. ¿Qué si tenia poderes? Si, amigos tengo el poder de la constancia y esfuerzo por perseguir un sueño. Lo malo es que todo lo vivo con mucha ilusión pero no lo comparto con mis seres más queridos por temor a resultar pesada, aburrida o incomprendida. Me lo guardo y me lo guardo todo hasta que al final la olla explota y te obliga a replantearte que es lo verdaderamente importante en tu vida. ¿Llevar a tus hijos al parque o pasarte horas frente al pc terminando y optimizando posts?.

Naturalmente en el equilibrio esta la clave.  Se acabó estar todo el día pendiente de los retos, grupos, páginas, y demás movidas. Me marcaré un  horario limitado para el blog y disfrutaré de uno ilimitado con mis hijos y marido. No se si esta bajada de ritmo afectara a mi seo, presencia y seguidores pero  estaré más relajada y disfrutaré de la pequeñas cosas de la vida que el Sr. GOOGLE nunca me dará. Espero que no os molestéis si me planteáis dudas o pedís ayuda y tardo en contestar o no tengo tiempo para hacerlo. No me entendáis mal me encanta ayudar pero a partir de ahora no me sentiré obligada a hacerlo quitándole tiempo a otras actividades de disfruté personal.

Durante los últimos días he recibido mucho apoyo y comprensión tanto de mis amistades blogueras con de mi círculo más cercano. Me gustaría daros las gracias a todos por ayudarme a comprender que el camino que llevaba no era sano y contraproducente para mi vida personal.

Creo que este punto de inflexión debe ser vivido de una manera u otra, más tarde o temprano por toda bloguera para hacer su correspondiente dieta detox. ¿Habéis pasado ya por ello?.Si no, os cuento las señales de alarma que os anunciaran esta hecatombe:

  • Sensación de agobio y fustracción al no poder llegar a todo lo que pretendemos.
  • La mayor parte de los pensamientos diarios van dirigidos al mundo blogger.
  • Incomunicación y cierto aislamiento del mundo no bloguero.
  • Se nos olvidan o dejamos en un segundo plano nuestras tareas del día a día.
  • Nuestros hijos/marido casi no reclaman nuestra atención porque “la mami casi siempre esta detrás del pc y no tiene tiempo de jugar o charlar de como fue el día”.
  • Organizamos nuestra vida tomando como base nuestras tareas como bloggers.

El camino a tomar, bajo mi experiencia propia:

  • Dejar salir nuestros sentimientos y pedir a la gente de fuera de nuestra burbuja blogger que os cuenten como ven vuestra aptitud y dedicación al blog. Seguramente su sinceridad nos hará darnos cuenta que estabamos yendo por camino equivocado.
  • Echar el freno, bajar macha y priorizar tareas. Nuestros seguidores de verdad seguirán estando ahí tanto si publicamos 3 veces a la semana o 1.
  • Preguntarse que objetivo tiene tu blog. Si es solo un hobby tendrás más fácil bajar el ritmo. Si pretendes que sea algo más , no te queda más remedio que organizarte mejor, marcarte un horario y unos objetivos. Quizás en este caso te convenga ser menos generosa, pensar en ti misma y que no siempre puedes estar ahí para ayudar y resolver,  problemas de otros. Más que nada por salud mental y evitar saturaciones innecesarias.
  • Tomarte un tiempecillo de descanso, desconexión y reflexión en soledad. No sabéis como me ayudo sentarme frente al mar una mañana con la playa desierta viendo como chiringuitos preparaban su jornada con un café en la mesa. Os aseguro, mano de santo!!
  • Establecer prioridades blogueras: antes tenia una lista excesiva de tareas para cada día. Nunca las tachaba todas y las pasaba al día siguiente por lo tanto el saco cada vez era más grande. A partir de ahora habrá dos listas: una semanal con tareas prioritarias y limitadas y otra lista con tareas secundarias que vayan surgiendo que llevare a la práctica o no, dependiendo de mi tiempo y ganas. Se acabaron las obligaciones y presiones.

Si os habéis dado cuenta empecé este post con tristeza y un entierro pero según lo escribía he madurado cosas y he recibido palabras de apoyo de mi media costilla a la que adoro, aunque se lo diga muy pocas veces. Todo esto me ha ayudado a acabarlo de una forma más positiva y alentadora. Creo que poco a poco y sin prisas desenterraré mi pequeño ataúd y los trocitos de Frikymama irán volviendo por si solo al lugar que les corresponden en mi vida y la de mi familia. Un beso para todos y gracias por vuestra comprensión.

 

 

No te puedes perder...

¿Y lo bonito que es compartir ?
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
The following two tabs change content below.

Ana María

Mamá, bloguera y emprendedora por sorpresa con alma inquieta. El diseño es mi pasión y la redes sociales mi hábitat preferida. Mi misión: ayudar a otros bloggers a crear su proyecto online de una manera creativa, personalizada y profesional.

Descubre las "7 Claves para tener un negocio online Rentable y Visible con menos de 200 visitas diarias"

 

El tamaño, en este caso, no importa, sino el compromiso de esas visitas

Al Suscribirme acepto

Muchas gracias por suscribirte. Revisa tu email para confirmar tu suscripción y recibir tu regalo. Un saludo