Ilustraccón Anna Llansa

Segundo lunes de sueños del carnaval bloguero organizado por Piruleta Infinita( informate y participa pinchando aqui)y yo encantada de dejar volar mi imaginación en compañía del Sr. Tocino. Para este relato teníamos que incluir 3 palabras: morcilla, arco iris y enchufe.


Fuentes: frikymama y pinterest

 

Un secreto? Soy cerdo prudente y me encanta controlar lo que sale por mi boca así que soy todo oídos.
Camaleón parpadeo lentamente y compartio un confidencia conmigo.
-Aquí nada es lo que parece. Solo hay que mirarte. Un puerco rosa y gordo que corre detrás de las ovejas como perro pastor. Pues este pozo no solo tiene una salida. Si miras con atención un poco mas arriba de tu cabeza, una piedra sobresale misteriosamente. Empújala y espera.

No tenia nada que perder así que empuje y espere. No paso nada. La piedra volvía a estar al nivel de sus compañeras pero no paso nada mas. Sera posible que me haya tomado el pelo un camaleón?? Me da a mi que si, porque al buscar su ojazos saltones por el pozo, no los encontré.

Ahora que? A seguir durmiendo y reflexionando hasta que acaben mis 3 días de castigo? Soy como soy y nada ni nadie me hará cambiar a no ser que mi comportamiento dañe algún otro ser. Antes de acabar colgado como morcilla en la despensa del granjero, Sr. Tocino hará algo memorable. Algo que pasara a la historia por lo menos a la historia porcina.

Soy muy pero que muy tozudo. Recuerdo aquel día que mi padre me reto a subir a un alcornoque porque me dijo que a mas altura mas sabrosas son las bellotas. Pero aquel árbol para un cerdo pequeño resultaba enorme. Parecía que desde sus ultimas ramas los día de lluvia y sol,  se podría tocar el arco iris. Sr. tocino tenia que subir o por lo menos intentarlo. Cogí carrerilla y naturalmente me estampe contra el tronco. Probé con carrerilla, salto y clavar pezuñas en el árbol. Tampoco funciono. Después de variados intentos fallidos, estaba exhausto y mi cuerpo se dejo caer bajo la sombra del árbol. Entonces recibí mi premio a la tozudez. Una lluvia de bellotas empezó a golpear mi cuerpo. Tanto golpe al tronco que había hecho que algunas bellotas se fueran desprendiendo del árbol. Volvía a casa orgulloso de mi hazaña con la tripa llena y el cuerpo lleno de pequeños moretones con forma de bellota.

Volviendo al pozo, haciendo honor a mi tozudez y a mi aventura con las bellotas, pensé en que si funciono una vez, podrá hacerlo otra. En el pozo poca carrerilla podía coger pero mis ansias por salir de allí me daban fuerza para lanzarme contra las piedras duras y frías. A la quinta embestida las piedras empezaron a crujir hasta que se abrió un agujero ante mi suficientemente grande para que pasara por el.

Estaba muy oscuro pero al final se adivinaba una luz. Entre y llegue a una especie de cueva con una gran símbolo en la pared. Un circulo con dos agujeros en el centro muy parecido a los enchufes donde mi amo recarga su dispositivos electrónicos(Granjero se pasa la mayor parte del día con cara de embobado frente al móvil, tablet o pc. Dice que buscando información para mejorar su granja pero dudo que solo mire eso. Si tengo la ocasión, algún día surfearé por la web aunque creo que mis bastas pezuñas no combinaran bien ni con el teclado ni pantalla táctil…ufff).

Me fue acercando poco a poco a los agujeros para intentar mirar a través de ellos pero algo me tiro de la cola…Y ahora que?!?!……………………………………………………………………………………………………………Para poder saber de donde viene todo, aqui teneis el primer capitulo:

Primera Loncha: Sr. Tocino y el pozo de las reflexiones

 

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
(Votos: 0 Promedio: 0)
The following two tabs change content below.

Ana María

Mamá, bloguera y emprendedora por sorpresa con alma inquieta. El diseño es mi pasión y la redes sociales mi hábitat preferida. Mi misión: ayudar a otros bloggers a crear su proyecto online de una manera creativa, personalizada y profesional.

Pin It on Pinterest