Si has trasteado un poco por el panel de ajustes de WordPress te habrás encontrado con una opción que pone “Permitir avisos de enlaces desde otros sitios (pingbacks y trackbacks) en los artículos nuevos“…

ajustes-de-comentarios

… y puedes que te hayas quedado en plan… “ehhh!, pero esto qué es? ” “Permitir o no permitir…”

Pues hoy te cuento todo lo que necesitas saber sobre pingbacks y trackbacks y luego tu decides qué hacer con ellos.

 

¿Qué son los pingbacks y los trackbacks?

Los pingbacks y trackbacks permiten al autor de un blog saber cuando su contenido han sido enlazado.

Te pongo un ejemplo (simplificando un poco):

  • Yo escribo un post en mi blog.
  • A ti te gusta y decides enlazarlo dentro de uno de los tuyos.
  • Tu blog envía un aviso al mío, indicándome que me has enlazado (llega una notificación al panel de comentarios).
  • Si lo apruebo, aparecerá un link a tu post (el que enlaza al mio) en la sección de comentarios del mio (el que tu enlazaste).

ejemplo-pingback

En la imagen puedes ver un ejemplo del pingback que recibió Ana cuando enlacé una de sus entradas desde mi blog.

 

Diferencia entre pingbacks y trackbacks

Si te estás preguntando cual es la diferencia entre los dos procesos, quédate con la idea de que los dos procesos son similares. Pero un pingback se realiza de forma automática y un trackback de forma manual.

enviar-trackbacks

Como ves en la imagen, en WP tienes la posibilidad de enviar trackbacks desde el editor de cada post.

 

Pros y contras

Recibir una notificación cada vez que alguien enlaza una de tus entradas desde tu blog puede ayudarte a medir cuales son los post con mejor acogida.

Y al mostrarlo, de forma visible, en la sección de comentarios de blog, es una forma de mejorar tu autoridad.

Pero los pingbacks y, sobre todo, los trackbacks también se utilizan para enviar SPAM y puede resultar algo molesto o incluso llegar a convertirse en un problema si tienes que dedicarle demasiado tiempo a su moderación.

Además existe otro riesgo asociado a los pigbacks y es la posibilidad de usarlos en un ataque DDoS en el que acaben saturando tu página (o la de un tercero) a base de enviar repetidas solicitudes de información.

 

Como desactivar los pingbacks y los trackbacks

En mi blog, de momento, he decidido dejarlos activos porque me puede mi lado cotilla y me gusta enterarme de quien enlaza mis entradas.

Pero si prefieres desactivarlos y hacer tu blog un poquito más seguro, te cuento como:

 

Desactivar todos los pingbacks y trackbacks

Esta es la opción más sencilla. Sólo tienes que ir a “Ajustes” -> “Comentarios” y desmarcar la casilla “Permitir avisos de enlaces desde otros sitios (pingbacks y trackbacks) en los artículos nuevos

desactivar-pingbaks-y-trackbacks

La pega de esto es que no funciona con las entradas antiguas y tendrás que hacer una pequeña modificación a nivel de post.

Es sencillo:

Entra en el editor de entradas, selecciona todas las entradas, marca la opción “editar” y pulsa aplicar.

editor-masivo

Con esto accedes al editor masivo y puedes modificar varias entradas a la vez.

Escoge “No permitir” en la casilla de “Pings” y pulsa “Actualizar”.

editar-pings

NOTA: Si quieres aumentar el número de entradas que puedes modificar de cada vez (y ahorrarte tener que estar cambiando de página). Puedes desplegar las “Opciones de pantalla” y aumentar el “Número de elementos por página

opciones-de-pantalla

 

Desactivar tus propios pingbacks

Como te he comentado antes, yo aún conservo activos los pingbacks, pero me resulta un incordio tener que estar pendiente de ellos cuando los recibo por haber enlazado una de mis entradas desde otra.

Y la solución la encontré, de casualidad leyendo el libro de Fernando Tellado, “WordPress .1001 trucos

Cuando vayas a enlazar una de tus entradas sólo tienes que modificar la url y usar el link relativo en vez del absoluto.

Me explico con un ejemplo: en vez de usar https://miweb.com/el-post-que-quiero-enlazar/ puedes editar el link y utilizar sólo /el-post-que-quiero-enlazar/

Al estar dentro de tu web, el enlace funcionará igual pero no recibirás el pingback.

Otra opción es utilizar el plugin No Self Pings, pero yo no lo he probado porque prefiero no saturar el blog con plugins para cosas que se pueden hacer a mano de forma sencilla.

 

Y ahora qué ya sabes de que van los pingbacks… ¿Me cuentas en comentarios qué vas a hacer con ellos?

 

No te puedes perder...

¿Y lo bonito que es compartir ?
Email this to someonePin on PinterestShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
The following two tabs change content below.
Ayudo a otras madres emprendedoras con la parte técnica de sus negocios (blog, redes sociales, email marketing...) Mi objetivo es que puedan transmitir aquello que las apasiona, a través de un blog, al mismo tiempo que disfrutar de su tiempo y de su familia.

EBOOK "3 CLAVES PARA UNA MARCA POTENTE

Aprende a enamorar a tus visitas con un diseño magnético, fotos impactantes y un buen posicionamiento.

Gracias por suscribirte. Recuerda revisar tu carpeta de promociones y spam. Si mi email cayó allí, asegúrate de que no vuelva a pasar añadiendo mi email a tu libreta de direcciones. Un saludo y hasta pronto.