Os tengo un notición para los seguidores de las aventuras de Sr. tocino. Por fin y gracias a una chica majisima que dibuja de vicio Elena y su blog Velvet Cat, mi cerdito favorito ha cobrado vida bidimensional. Estoy montando una friky láminas con el Sr. Tocino como protagonista que podrán ser personalizadas con el nombre de vuestros pekes, familiares o amigos. En breve las encontrareis en mi tienda a precio muy interesante. 
De momento seguimos disfrutando con la vida y milagros del friky cerdito.
Eran la de madrugada pero Sr. Tocino no lograba coger el sueño. Habían sido tantas emociones en tan pocos días. Había decidido quedarse en pueblo bellota ya que la idea de volver a la granja no convencía demasiado. Su mente inquieta no podía dejar de darle vueltas al misterio de la desaparición de los habitantes del pueblo.
Hipótesis Porcinas

-Un gran tornado arraso el pueblo llevándose a todo bicho viviente en su remolino. Probabilidad de acierto: 0%.  Un desastre natural no hace distinción entre seres vivos e inertes y las casas y demás estaban todas en su sitio.
-Un ovni había atrapado a todos los seres vivos del lugar con un mega imán . Probabilidad de acierto: 25 % mas que nada por que los humano no son magnéticos,  habitualmente.
-Huida masiva a raíz de la explosión que causo que el circo se hundiera en la gruta. Probabilidad de acierto: 90%.


El cerdo decidió quedarse con esta ultima opción por ser la mas creíble y la desviación de su interés hacia un cuerpo alado, plumífero y de grandes ojos que se había aterrizado junto a sus pezuñas. Primero pensó que del batacazo había pasado a mejor vida pero se alivio a comprobar que respiraba. Tenia los ojos abiertos e inmóviles y el plumaje revuelto. Sr. Tocino pensó que era la criatura mas bella e intrigante que se había cruzado en su camino. Sudores fríos, palpitaciones y una obsesión repentina por acicalarse, le hizo pensar que el amor llamaba a su puerta, por fin.
En su adolescencia fue un cerdo de rollitos y relaciones express. Además no discriminaba razas, especies ni religiones. Recuerda con especial dulzura como fue su relación  con una hormiga comunista que le hacia unas cosquillas bonísimas además de regalarle gotas de miel que robaba en los panales (de ahí el recuerdo de dulzura….jaja). La relación se acabo bruscamente cuando se trago a la hormiga al quedar pegada en la miel. Fin del romance. 

Pero al  ver aquel búho había sentido una reacción diferente. Enseguida le vino la imagen de los dos sentados como abuelitos frente a la chimenea en colchón mullido de paja. Eso era AMOR claramente. No le importo si era búho o buha. Solo se propuso conocerlo y pasar el resto de su vida junto a el.
Cuando el búho despertó, se levanto como si nada miro a Tocino de arriba a bajo y le tendió su ala a modo de saludo.
-«Me llamo Owly y te pido perdón por mi brusquedad en el aterrizaje pero es debido a mis problemas de narcolexia. No se cuando me voy a quedar dormido ni cuando me vuelvo a despertar. Este problemilla ya me ha traído malas consecuencias así que entendería tu enfado.»-explico el búho.
-«Hola soy Sr. Tocino, experto en crear y vivir situaciones embarazosas e irreales. Creo que nos llevaremos muy bien».
Estuvieron hablando hasta que el sol se puso contándose su vida pasada y metas futuras. Olwly era madre soltera y del papa no había vuelto a saber nada desde que se fue una noche a por gusanos. Tenia dos preciosos búhos muy independientes que no paraban de hacer travesuras a los animales del circo. Ella formaba parte del espectáculo de aves del circo y estaba entrenada para buscar objetos en la oscuridad. Con cada palabra que salia de su boca, Tocino se enamoraba más de ella. ¿Sentiria ella lo mismo? Se fueron a cenar, desayunar, comer, merendar y volvieron a cenar juntos. En dos días se convirtieron en la parejita de Pueblo Bellota. Era tan bonito verles pasear una en el lomo del otro y con los hijos de Olwly siguiéndoles a una distancia prudencial como ejerciendo el papel de carabina. Los dos pensaban haber encontrado la felicidad completa y absoluta. Se comprendian, complementaban y nadie los juzgaban por ser de especies diferentes. Habían formado una familia no de la comunes aunque si de la verdaderamente felices, sinceras y perduran en el tiempo. 
Los demás animales del circo iban encontrando poco a poco su lugar y función en el pueblo. La filosofía de Pueblo Bellota es el auto abastecimiento; todo lo que el lugar producía, en el lugar se quedaba. No había dinero. Sino cadenas de favores y sistema de trueque. Eran habitantes libre de un pueblo libre donde todo el mundo era bien recibido y el que quería explorar, recibía una agradable despedida.
Todo funcionaba a las mil maravillas hasta que un día El Payaso Guaca y su cruel familia, consiguieron escapar del su prisión bajo tierra y llegaron al pueblo con sed de venganza………………………………………….

CONTINUARÁ EN 15 DÍAS
 Si habéis aterrizado en mi blog por primera vez o simplemente no recordais de donde viene esta historia,
aquí tenéis todas las lonchas de Crónicas de Beicon






¿Te ha sido de utilidad el artículo?
(Votos: 0 Promedio: 0)
The following two tabs change content below.

Ana María

Mamá, bloguera y emprendedora por sorpresa con alma inquieta. El diseño es mi pasión y la redes sociales mi hábitat preferida. Mi misión: ayudar a otros bloggers a crear su proyecto online de una manera creativa, personalizada y profesional.

Pin It on Pinterest