Sr. Tocino empezó a escarbar como un loco junto la punta de la cúpula de circo que había descubierto hace pocos minutos. Por mucho que lo intentaba, sus avances en destaparlo no daban grandes pasos. Es mas, parecía que lo estaba enterrado mas ya que toda la tierra que despejaba con sus pezuñas, saltaba por encima de él y volvía a caer en la cúpula. Abra que buscar un plan B, C o Z. Volvemos a analizar la situación.
Posibilidad que un cerdo transforme sus pezuñas en palas de excavadora: 0 patatero.
Alternativa 1: Dinamita para hacer un gran agujero junto al circo, acceder a él por un túnel e investigar el interior. Aspectos a valorar: Quizás la explosión mate o hiera a la gente y animales que haya dentro y además, de donde voy a sacar la dinamita??
Alternativa 2: Darme la vuelta y volver a mi granja donde nadie me entiende ni apoya dejando mi misión incompleta. Ni hablar renunciar es de cobardes hasta para un cerdo rosa.
Alternativa 3: Buscar una herramienta adecuada para esa misión como una excavadora real , pala o ayuda humana. Creo recordar que en la entrada del pueblo había visto un cartel Empresa de Demoliciones Pueblo Bellota S.A.. Allí debe haber algún elemento que me ayude a mi tarea. Y de camino a ella, parada en la caravana para solicitar la ayuda humana a Leo y su mama.
-Es que no se puede ser mas listo! Me auto beso y auto aplaudo-pensó el cerdo.

Cuando llego a la caravana, encontró a madre e hijo durmiendo abrazados con la cara llenas de migas de la tarta que habían degustado anteriormente. Le dio un poco pena despertarlos pero pensando en las posibles vidas atrapadas bajo tierra, se le quito cualquier apuro. Lamió la mano de Leo, mordió su pantalón y lo mismo hizo con la madre pero como no obtuvo respuesta, les dio un par de coces que les hicieron levantarse sobresaltados de un brinco. Tenían que darse prisa así que cogió la foto que Leo había guardado durante tantos años de la madre y salio disparado de allí con la intención que los dos le siguieran para recuperar el tesoro fotográfico. Y así fue hasta que llegaron a la puerta de la empresa de demoliciones donde aprovecharon para recuperar fuerzas y aliento después la carrera. Tocino le mordió el pantalón a Leo para llevarle dentro y buscar alguna maquina excavadora. La madre como no, les siguió. Tuvieron tanta suerte que la nave estaba llena de material y maquinas. Sr. Tocino se subió como pudo a una excavadora de tamaño mediano y empezó a apretar botones y palancas como un loco hasta que se oyó el brrrr del motor y la maquina se puso en marcha. Leo y la madre fueron al rescate del cerdo sin carnet de conducir y consiguieron subirse a la excavadora. La mujer se puso al volante y siguieron la indicaciones de la pezuña del cerdo hasta regresar a la cúpula enterrada. Leo fue el primero que entendió lo que tenían que hacer y se lo comunico a su madre que sin pensárselo dos veces, se puso manos a la obra. Empezaron a escavar a los alrededores de la cúpula y quitaron gran cantidad de tierra hasta que unos ruidos extraños les hicieron parar.

Eran como una mezcla de rugidos, gruñidos y sonidos de la jungla que venian del interior de la cúpula. Leo bajo de la excavadora e intento hacer un agujero en la lona para ver que había dentro. Como no lo conseguía, Tocino fue en su ayuda y con sus fuertes dientes lo consiguieron. Ambos acercaron sus ojos al agujero y llegando a divisar el centro de una pista de circo lleno de animales emitiendo toda clases de sonidos. Elefantes, monos, tigres, leones, perros amaestrados, y demás animales rodeaban al…. . Reno Mayo.
-Mayo, aquí arriba…¿te acuerdas de mi? Nos encontramos hace tiempo en la consulta del veterinario donde tus me divertías con tus historias de circo….
Mayo mando callar a todos los animales y miro a la voz que venia del techo. No podía ver nada pero esa voz le sonaba familiar. Claro que se acordaba del Sr. Tocino y de su vida de aislamiento en la granja.
-No me lo puedo creer!! ¿Como has llegado hasta aquí? Subiría a darte la bienvenida pero como te habrás dado cuenta, estamos aquí atrapados. si miras a tu alrededor a lo mejor puedes bajar usando alguno de los trapecios y cuerdas que cuelgan en el techo de la carpa. Tocino puedo verlos colgando a diferentes alturas a los ancho de la cúpula. La única manera era cual mono ir saltando de cuerda en cuerda y rezar para que las distancias de separación no sean muy grandes y  no caerse. Como había llegado hasta allí no era cuestión de rendirse por unos cuantos metros de altura, unas pezuña torpes e inútiles y un vértigo terrible. Aunque temblando se preparo para el gran salto hasta que una mano le freno y comento.
-Dejame a mi, trabaje como equilibrista varios años.Quedate con Leo y cuida de él hasta que vuelva. Leo beso a su madre y le dijo hasta luego.

Continuara el lunes que viene…………………………………………………………………………………………………….

Para no quedaros a medias y leer las otras lonchas anteriores pinchar AQUI.

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
(Votos: 0 Promedio: 0)
The following two tabs change content below.

Ana María

Mamá, bloguera y emprendedora por sorpresa con alma inquieta. El diseño es mi pasión y la redes sociales mi hábitat preferida. Mi misión: ayudar a otros bloggers a crear su proyecto online de una manera creativa, personalizada y profesional.

Pin It on Pinterest