Esta semana todavía voy más apurada que la anterior pero es que no paro de meterme en jaleos con los que tanto disfruto pero me chupan la energía y tiempo cual sanguijuela. Por eso he decidido dar un poco de descanso a Sr. Tocino espaciando sus lonchas. Publicaré cada lunes pero quincenal para darle un poco de oxigeno a Crónicas de Beicon. Dicho esto, aquí tenéis la loncha número 12. Espero que disfrutéis leyéndola.

Después de una asamblea para decidir que hacían con la familia guaca, decidieron por mayoría, abrirles las jaulas ya que consideraban que el castigo había sido suficiente. El cruel payaso y el resto de su familia temían que fuera una trampa y no se atrevieron a salir. Los animales comandados por Emma les dieron la espada y se concentraron al rededor de cañón del circo. Hace tiempo que el numero de hombre bala había sido cancelado por algún que otro percance y agujeros en la carpa provocados por los valientes y obligados proyectiles. Fue una crueldad mas de los dueños del circo. Cada semana castigaban al animal que había recibido menos aplausos con el honor de convertirse en bala por un día. Os cuento su sistema de lanzamiento. La víctima era envuelta en tu traje de velcro que hacia a la vez de pegamento y sauna para soportador. Al otro lado de la carpa colocaban una mega diana donde debería pegarse la bala. Cuando mas se aproximara al centro mejor premio para el lanzador. Una entrada gratis para la próxima función, palomitas, helado o refresco eran los premios para los lanzadores. Y naturalmente como la puntería de los niños era la justita, la mayoría de los animales o se quedaban enganchado con su garras a la carpa para no caer al vació o en el peor de los casos rebotan contra el suelo elástico del la pista central. El balance de este numero habían sido varias patas rotas y mandíbulas desencajadas. Menos mal , por decir algo, que el Sr. Guaca no tuvo mas remedio que pararlo cuando vio que no le quedaban animales 100% «enteros» que cupieran en el cañón.

Pero el plan de Emma tenia que salir bien. Grito a Sr. Tocino y a su hijo Leo que la esperaban arriba, que tenían que hacer un agujero lo suficientemente grande que lo atravesara un animal tipo medio. Los animales grandes pasarían al plan b ya que no cabían en el cañón. Así que uno a uno fueron disparados por el cañón, atravesando de una forma limpia el agujero y aterrizando sobre el mullido prado. En uno de los disparos, pingüino se llevo una cuerda larga enrollada al cuerpo que después serviría para subir desde arriba a los animales mas grandes con la ayuda de la excabadora. Les llevo una hora evacuar a todos los animales del circo pero todos llegaron a la superficie sin rasguño alguno. Emma fue la ultima en subir al comprobar que no quedaba ningún animal atrapado. Decir que tuvieron la delicadeza de dejar la cuerda atada a un árbol para que la familia humana regresara al mundo real y empezara su vida desde 0. Quizás la lección que habían recibido por parte de los animales les ha servido para encontrar la humanidad olvidada y ser mejor persona.
SR. Tocino y Leo están abrumados por tanto animal variopinto. Tenían la impresión de estar en medio de un Zoo sin jaulas. Leo estaba emocionado tocando y abrazando a todo bicho viviente. La actitud de Tocino era mucho mas prudente ya que notaba como los ojos de ciertos animales carnívoros se clavaban en el. Antes de convertirse en aperitivo para fieras, rescató su aptitud de lider y le soltó su discurso.

-» Queridos animales varios, me alegro que hayáis recuperado vuestra libertad y apatir de ahora podéis empezar una vida desde 0 lejos del circo de los sueños. Y que mejor sitio que Pueblo Bellota que inexplicablemente se quedo vacío de habitantes.
A los animales les encanto la idea de recuperar el pueblo y convertirlo en su hogar y probar por una vez que se siente durmiendo en una cama, comiendo en una mesa o lavándose los dientes frente a un espejo de baño empañado por el bao de una buena ducha caliente. Vamos los pequeños placeres humanos…..

CONTINUARÁ EN 15 DÍAS
Como veis ya tenemos un misterio menos que resolver. El Circo de los sueños paso a mejor vida al igual que los animales disfrutaran de las comodidades humanas de Pueblo Bellota.
Y Sr. Tocino, ¿volvera entonces a la granja o se quedará a vivir con su nuevo amigo Leo?
Ahí os dejo con la intriga.
Para leer o recordar  las lonchas anteriores pinchad

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
(Votos: 0 Promedio: 0)
The following two tabs change content below.

Ana María

Mamá, bloguera y emprendedora por sorpresa con alma inquieta. El diseño es mi pasión y la redes sociales mi hábitat preferida. Mi misión: ayudar a otros bloggers a crear su proyecto online de una manera creativa, personalizada y profesional.

Pin It on Pinterest