Hoy me toca hablaros de mis mascotas uniéndome a una propuesta más que interesante de Hoy Compartimos donde un montón de blogs con contenido propio se unen una vez al mes para hablar sobre un tema propuesto.

Erase una vez en un linda villa catalana, un gato con nombre distinguido, vegetariano por lo que le daba un tremendo repelus la carne y el pescado. Calvin era un felino casero que jamas había pisado la calle y solo conocía el ruido y humo de los coches por sus visitas al veterinario. Un día soleado se decidió a explorar el piso y salir de su habitual recorrido sofá, ventanal, arenal y cuencos de agua y pienso.

A sus 15 años seguía conservando su vitalidad y energía que ni una amputación de cola por un tumor, logró menguar ni un ápice. Es más, seguía teniendo sus carreras locas de gato bala de una punta al otra del piso y conservando su instinto de curiosidad felina.
Una mañana reparo en la pecera de la cómoda. Hacía dos meses que los peces Es, Ka y Max habían llegado a casa a petición mi hijo mayor . Calvin consiguió subirse a la cómoda de un salto y se quedo varios minutos observandolos. Y yo observando a los 4 esperando que el gato metiera la pata,  pescara un pez y que se le quedará la cola fuera de la boca como en tantos dibujos animados.

Recordemos que aunque era vegetariano, le encantaba el jugueteo así que me quede esperando alguna reacción unos minutos mas. Es, Ka y Max nadaban despreocupados ajenos a la amenaza exterior y guardando luto a un compañero que hace unos días se suicido. ¿Qué como se quita la vida un pez? . Pues justo igual que un humano: ahogandose, es decir, con un salto fuera de la pecera donde sus branquias tienen los segundos contados ayudado por el tremendo golpe de aterrizar contra un mueble. Aunque papá fue muy rápido y lo devolvió enseguida a su hábitat, a los pocos minutos el pez se fue apagando poco a poco hasta que termino flotando en la superficie.  Aunque todavía dudo si fue un error de calculo o una decisión premeditada. En fin, tuvo una vida corta como su memoria.
Mientras relajaba mi mente con la visión de los peces, sentía como unos ojos se me clavaban en la nuca. ¿Nunca os ha pasado sentir una presencia, energía o ser detrás de vosotros y vuestro miedo os impida girarnos para comprobar si  son idas de ollas paranormales? Bueno a mi no es que me pase muy a menudo a no ser que hay visto una sesión de cine de terror y veo y oiga cosas donde no las hay.

Mi sexto sentido me hizo darme la vuelta y toparme con la mirada algo estraviada e inocente de Sr. Tocino. El es nuestra tercera mascota en casa que aunque no tenga vida va mutando en diferentes formas y texturas. Pensarais que estoy un poco loca pero le he cogido un tremendo cariño a esta figura porcina. Para que me entendáis un poco os explico su evolución en…..

Las mutación y evolución del Sr. Tocino



  • Mutación de plástico a protagonista de cuento: Sr. Tocino nació como friky personaje literario y poco a poca ha ido creando un mundo diferente y adictivo lleno de cerdos pulgosos, animales más humanos que alguno de nosotros, malvados payasos…entre otros muchos más. Sr. Tocino ha pasado por diferentes estados tan humanos como la tristeza de la perdida de seres queridos, el rechazo, la amistad, el amor diferente y hasta ha sido padre hace muy poquito. Os aconsejo que os paséis por mis Crónicas de Beicon y echéis un vistazo a todas mis lonchas porcinas.
  • Evolución a imagen de Frikymama The Shop: Se ve que el carácter inquieto de Sr. Tocino quería mas aventuras así que un día me sugirió la idea de pasarlo a papel. Que decir que mis arte de dibujanta son más bien nulas así que busque una hada de las ilustraciones llamada  Velvetcat. En poco tiempo tenia mis dos modelos de cerdo que pedían a gritos ser utilizados en mis friky láminas. Pero Sr. Tocino es ambicioso y quería pobar otro estado así que de la mano de otra hada buena y generosa Zenapatch, se convirtió en  sello para estamparlo en diferentes productos de mi tienda.  Yo solo tuve que comprar algunas cositas como camisetas, tote bags y tintas y empezar a estampar Tocinos a diestro y siniestro.
Ahora que ya conocéis un poco a mi pepito grillo, retomamos la estampa de los peces , gato y cerdo vigilando en la retaguardia. ¿Como diablos habrá llegado a subirse en ese árbol? El caso es que Calvin intimidado por su presencia, abandono la distracción de mirar peces y yo decidí rescatar a mi cerdo de la rama y devolverlo a su lugar original. En mi rinconcito de inspiración, en una esquina de la mesa del comedor, me acompaña mientras escribo cada palabra que leéis en mi blog.

Si os apetece echar un ojo a las demás mascotas de la inicitiva, pinchad aquí.

Si os ha gustado esta iniciativa de Hoy Compartimos podéis seguir  su blog o  facebook. A mi me ha encantando participar y seguramente que lo haga mas veces. Ahora ya conocéis un poquito más de mi y yo conozco algunas mascotas de otras blogueras.

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
(Votos: 0 Promedio: 0)
The following two tabs change content below.

Ana María

Mamá, bloguera y emprendedora por sorpresa con alma inquieta. El diseño es mi pasión y la redes sociales mi hábitat preferida. Mi misión: ayudar a otros bloggers a crear su proyecto online de una manera creativa, personalizada y profesional.

Pin It on Pinterest