Mi obsesión por hacer la cosas bien y dentro de la legalidad, me obliga a dedicarle otro capítulo de mi Diario a los requisitos legales que debe mostrar un blog. Al principio reconozco que no le di importancia a ese enlace que veía en la mayoría de los blog profesionales que visitaba. Cuando me decidí a ponerme en serio con mi idea emprendedora, me sumergí en las paginas de Aviso legal de blogs similares al mio para orientarme de lo que debía incluir en la mía.

El resultado es una página y enlace en el footer del blog donde resumo todo lo referente a legalidad, privacidad y política de ventas. Podéis tomarla como ejemplo si os apetece quitando o añadiendo contenido dependiendo de las actividades que realizáis en vuestro blog. De todas formas y hacer este post más «oficial», le pedí a Javier Burgueño abogado experto en derecho tecnológico, que nos aclarara los requisitos legales que deben llevar nuestros blogs. Os dejo con su sabiduría y experiencia en este tema.

¿Qué requisitos legales debe tener tu blog?

Seguramente, en más de una ocasión, al haber visitado algunos blogs o sitios de Internet, habrás visto que tienen algunos enlaces titulados “Aviso Legal”, “Términos y condiciones” o “Privacidad” y te habrá surgido la duda si tú como bloguero o titular de una web tienes que cumplir algunas obligaciones legales.

Pues aquí te vamos a explicar qué obligaciones tienes que cumplir y cuál es la finalidad de cada una de ellas.

En primer lugar, el primer requisito que debes cumplir es que tu blog represente una actividad económica para ti, pero entendida en un sentido amplio. Quiere ello decir, que bastaría con que percibieras rendimientos económicos en concepto de publicidad de un buscador por el número de visitas que atraes para considerar que desarrollas una actividad económica.

Sentado esto debes cumplir un deber legal de información general, relativas a dar a conocer tus datos identificativos, es decir, nombre y apellidos, domicilio, N.I.F., dirección electrónica y, en general, cualquier otra información que permita establecer a tu usuario un contacto directo y efectivo contigo.

En el caso de que desarrolles alguna actividad sujeta a autorización administrativa (transporte, residuos, etc.) también deberás informar de ello o si ejerces una actividad profesional regulada (médico, abogado, arquitecto, etc.) deberás indicar, entre otros datos, el colegio profesional al que perteneces, número de colegiado y título habilitante para su ejercicio.

Y no te olvides, si vendes productos en tu blog, de informar sobre precios, impuestos aplicables y gastos de envío.

Además, debes mantener un escrupuloso respeto por la información personal de tus usuarios, clientes o suscriptores que tengas. De tal modo que debes decirles de manera clara, sencilla y entendible, qué vas a hacer con los datos personales que les solicitas, a qué finalidad los vas a destinar, si los vas a ceder a otras personas o no, y, en definitiva, cómo pueden hacer uso de sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, y a dónde tienen que dirigirse para ejercitarlos. Porque no olvides que los datos personales de tus usuarios, clientes o suscriptores no te pertenecen, son ellos los que tienen la facultad de disponer de ellos libremente, y tu estás obligado a hacer un uso adecuado de los mismos, acorde a la finalidad para la que los solicitaste y a garantizarles que los custodiarás de forma segura evitando en todo caso su pérdida, deterioro o acceso no autorizado.

No te olvides de informar sobre las cookies, es decir, esos archivos que se instalan en el navegador de tu usuario y que te dan una información estadística sobre sus hábitos de navegación y que es muy útil para llevar a cabos diversas estrategias de marketing.

Por otro lado, también es conveniente, que establezcas unas condiciones de uso del blog, es decir, unas normas a las que todos tus usuarios deben atenerse y aceptar por el mero hecho de acceder a él.

Son normas regidas por el sentido común que les obliga a hacer un uso diligente del sitio, derivándoles toda responsabilidad, por ejemplo, por un mal uso o deficiente custodia de su contraseña, si se tratase de un usuario registrado.

También es importante hacer mención sobre cuestiones relativas a propiedad intelectual, no solo en cuanto a la utilización de tus signos, marcas, diseños, etc., sino también en relación a cualquier contenido ya sea de texto, imagen o audiovisual, que pudieran aportar los propios usuarios. En ambos casos deberás advertirles de que responden de las consecuencias de su uso sin autorización, así como de su publicación.

Y esto, evidentemente, te obliga a que seas el primero en dar ejemplo, cumpliendo la legalidad en cuanto al contenido que publiques en tu blog, de tal manera que debes siempre seguir estos consejos:
  • Publica contenidos originales y que sean veraces. No publiques rumores.
  • Si decides citar textos ajenos, cuyo contenido original no es tuyo, debes citar la fuente y su autor mediante un enlace.
  • Si decides reproducir contenido, ya sea texto, fotografía o vídeo, que no es tuyo, recaba antes la autorización de su autor. Y si no dispones de ella, no lo uses.
  • Además, en los casos de fotografías personales deberás obtener también el permiso de quien aparezca en ellas para poder publicarlas, y extrema el cuidado cuando se trate de menores de edad.

 

Y, por último, si vendes a través de tu blog, debes informar de las condiciones por las que se va a regir la compraventa que estás ofreciendo a tus potenciales clientes y ello significa que deberás informar de manera sencilla y concreta sobre el proceso de venta, es decir, tienes que describir con detalle todo lo que va a pasar desde que tu cliente elige el producto en tu escaparate virtual hasta que se lo entregas en casa.

No lo aburras, atrae su atención para que perciba desde el primer momento que ha llegado a un entorno seguro y confiable.

Aclárale antes de nada cuál es el precio final de cada producto, con los impuestos aplicables, en su caso, (generalmente será el I.V.A.), y el importe de los gastos de envío. Igualmente, en relación a los medios de pago de que dispone y lo más esencial: el plazo de entrega.

Si, además, le detallas cómo le vas a facilitar la devolución de un producto defectuoso o dañado durante el transporte, le informas como puede ejercer el derecho de desistimiento o hacer uso de la garantía legal del producto si fuera preciso, sentirá la tranquilidad de saber que no corre riesgos contigo que le impulsará a comprar lo que le ofreces.

Un blog adecuado a la legalidad te ayudará mucho más de lo que crees a alcanzar tus objetivos de visibilidad, rentabilidad e imagen de marca.
♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠

Ahora cuenta me, ¿Ya tenías una página dedicada a tu Aviso legal y Privacidad? ¿Y a la política de ventas si eres vendedor?. Espero que este post te haya sido de ayuda para aclarar tus dudas sobre el contenido legal de tu web. Un saludo y nos vemos por la redes.

 

 

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
(Votos: 0 Promedio: 0)
The following two tabs change content below.

Ana María

Mamá, bloguera y emprendedora por sorpresa con alma inquieta. El diseño es mi pasión y la redes sociales mi hábitat preferida. Mi misión: ayudar a otros bloggers a crear su proyecto online de una manera creativa, personalizada y profesional.
00
Months
00
Days
00
Hours
00
Minutes
00
Seconds

HAPPY BIRTHDAY FOR ME
DESCUENTOS FOR YOU  

 

- ASESORÍAS ESTRATÉGICAS –

- DISEÑO WEB –

- TIKTOK PARA EMPRENDEDORES-

Pin It on Pinterest