Octubre se presenta cargadito de novedades y nuevos retos en el blog. Primero he realizado un lavado de cara al diseño a partir del nuevo logo que Immacreativa me realizo. Creo que ha captado muy bien mi imagen y esencia : una bloguera con la creación de la que se siente más orgullosa El Sr. Tocino (aunque no sean de los post más leídos, de momento sigo con las aventuras de este simpático cerdito). 
He profundizado en el conocimiento y manejo de las redes sociales a través de las semanas monográficas para redes sociales de Frikymama’s Blogger Club (de momento hemos conocido y aprovechado redes como Google+, Pinterest y esta semana nos toca Facebook).  Prueba de ello es la comunidad que hemos creado un grupito de culos inquietos blogueros, Recicla Diy donde nos reunimos los amantes del reciclaje y DIY. Tenemos hasta mascota #octopus y reto propio  que empieza este octubre con el tema Halloween. Estáis todas invitados a uniros y participar (más información aquí).

Pero de lo que tenia más ganas es de retomar mi misión de La Ventana Indiscreta de Frikymama. Este mes he decidido ponerme seria y revindicativa para proponeros una misión espía de denuncia social. Seguro que en vuestra ciudad, trabajo o entorno en general, hay situaciones, historias o lugares que debería cambiar a mejor bajo vuestro punto de vista. Cualquier foto vale, calles sucias, precios desorbitados, colegios masificados, corrupción, situaciones embarazosas,,,son algunos de los ejemplos que podemos compartir en nuestra ventana denuncia. Por lo menos servirá para desahogarnos y nunca sabe todo puede llegar nuestra quejas. 

Reglas de un buen espía:

– Escribir un post con la foto/s y explicación de vuestra denuncia.
-Enlazar vuestro post con mi blog.
-Si queréis podéis poner el logo nuevo de la Ventana Indiscreta enlazado con mi blog en vuestro blog.
-Se agradecería que los espías visitaran, dejaran comentarios en las demás ventanas y compartieran la iniciativa en sus redes sociales.
– Tenéis un mes para añadir el link en el botoncito azul de abajo y después empezaran las votaciones para la elegir a la mejor ventana del mes la cual se llevará de premio mi pulsera #whasibrik.

Dicho esto y para dar ejemplo, ahí va mi Misión denuncia. 

Fachadas decrépitas by Frikymama

Hace 10 años que vivo en una ciudad que me encanta Reus, una de las cunas del modernismo catalán y muestra de ello es la ruta Gaudi que tanto promociona el ayuntamiento.
El  centro de Reus esta lleno de plazas, calles y rincones con encanto salpicados por edificios modernistas. Todo esto esta muy bien para los cientos de turistas rusos que se dejan su dinero en los negocios de la ciudad. Me encanta sentarme en la terraza de un bar mientras mis niños juegan sin peligro por que las mayoría de calles son peatonales. Imaginame con un champú en las manos (como llaman aquí a la cerveza con limonada) disfrutando del silencio sin motores y observando las preciosas fachadas.

Idílico, ¿verdad?. Solo que deberíamos obviar la existencia de una multitud de edificios abandonados y que se caen a trozos con el peligro que esto conlleva para los viandantes.
Estas casas del siglo XIX llenas de historia por dentro y demacradas por fuera, dan una imagen de abandono y despreocupación por el patrimonio de la ciudad. Os tengo que confesar que uno de mis deseos secretos es poder entrar a descubrir y cotillear estos lugares e imaginarme como vivían sus habitantes en el pasado. Sus historias, preocupaciones y sobre todo, la posibilidad de abrir sus armarios para tocar y conocer la moda de esos años.
Supongo que todos los ayuntamientos tienen un presupuesto ajustado y hacen lo que pueden o quieren por mejorar los servicios de su ciudad. Pero me pone enferma cuando los veo paseando por el centro, apretando manos, besando bebes y escuchando las peticiones de los votantes  para después montarse en sus cochazos e irse a su mansión pagada con sueldo y sobre sueldos inflados y que salen de nuestros impuestos.

Quiero creer en la buena voluntad de nuestros gobernantes por el servicio publico y aunque sea a cuenta gotas, van derribando historia y construyendo nuevos edificios, la mayoría sin personalidad y que luego nadie compra por la crisis a la que estos ansiosos de poder nos han llevado.
¿No será mas coherente, restaurar los antiguos facilitando ese trabajo a los propietarios y así dar salida a estos pisos llenos de encanto como alquileres sociales?
En esta sociedad de desahucios, paro y familias que a duras penas llegan a fin de mes, se agradecería que los que manejan el cotarro nos ayudaran un poquito en vez de ponernos las cosas mas difíciles de lo que están.

Edificio del centro de Reus
Edificio con vigas de refuerzo junto
a otro recien derrumbado

Creo que al final con la escusa de las fachadas decrépitas, me he quedado a gusto y he soltado lo que creo que la mayoría de la gente opina hoy en día. Podemos tomar mis fachadas como metáforas de una gran parte de la sociedad española. La familias se derrumban poco a poco por el desgaste y abandono a nuestra propia suerte en el que nos tienen sumidos nuestros políticos. Al grito de salvase quien pueda y tonto el ultimo, la mayoría de la clase política mira hacia otro lado cuando solicitamos ayuda para rehabilitar nuestras vidas-fachadas y nos dan una palmadita en la espalda cuando necesitan nuestro voto. Verdaderamente es una pena……..

No te puedes perder...

¿Y lo bonito que es compartir ?
Email this to someonePin on PinterestShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
The following two tabs change content below.

Ana María

Mamá, bloguera y emprendedora por sorpresa con alma inquieta. El diseño es mi pasión y la redes sociales mi hábitat preferida. Mi misión: ayudar a otros bloggers a crear su proyecto online de una manera creativa, personalizada y profesional.

Descarga GRATIS mi EBOOK INTERACTIVO "7 claves para tener un negocio online rentable y visible con menos de 200 visitas diarias"

Gracias por suscribirte. Recuerda revisar tu carpeta de promociones y spam. Si mi email cayó allí, asegúrate de que no vuelva a pasar añadiendo mi email a tu libreta de direcciones. Un saludo y hasta pronto.