Validar tu idea es un punto muy importante. Puede que tú creas que tu audiencia necesita algo y en realidad no sea así. Puede que el enfoque que le des al tema no sea el que ellos necesitan. Y todo esto lleva a que no haya ventas o que sean muy pequeñas.

El proceso de validación se puede hacer, realmente, en cualquier momento, pero yo suelo hacerlo cuando ya tengo planificado el curso, porque me sirve, ese planning, para afinar las actuaciones que voy a llevar a cabo.

Estas son las formas de saber si tu idea es buena o no:

Posts sobre el tema con un content upgrade relacionado

Crear un post largo (de unas 1000 palabras), extensivo, sobre alguno de los puntos que toque tu curso es una forma magnífica de saber si a tu audiencia les interesa. Puedes -es más, debes-añadirle un content upgrade, es decir, un “regalo” al que pueden acceder escribiendo su email. Esto se puede hacer de forma automática a través de un autorespondedor.

Por ejemplo: Cómo elegir los colores para pintar el cuarto de tu bebé. En el post, además, puedes dar la opción de descargar un PDF con las direcciones web de varias páginas de Internet que te dan la opción de realizar una simulación 3D de cómo quedará el cuarto. Para ello deben ingresar su email en un cajetín de suscripción.

Tú puedes saber el éxito del post a través de las estadísticas de tu blog o Google Analytics y sobre todo a través de las estadísticas del autorespondedor. Si usas Leadpages esto es muy fácil, ya que te indica cuánta gente ha entrado y de ellos cuántos han ingresado su email. También puedes saber cuántas personas finalmente han terminado el proceso de suscripción.

 

Webinars sobre tu idea

 

Los webinars están muy de moda y tienen mucha utilidad, sobre todo si tienes una pequeña sesión de preguntas y respuestas al final. Se usan a veces para vender los futuros cursos, pero yo no estoy hablando de esto, sino de dar sesiones en directo hablando de tu tema. De esta manera puedes sondear la audiencia, ver cuánta gente se apunta y de ellos, cuántos aparecen. También puedes comprobar si interaccionan durante el webinar.

Se puede hacer de forma gratuita a través de Google Hangouts, que puede emitir en directo vía Youtube. Lleva cierto trabajo, ya que tienes que crear la landing page, promocionarlos, preparar el webinar en sí (si eres novata tiene cierta curva de aprendizaje) y enviar los emails recordatorios, pero quienes los utilizan para su  marketing digital están encantados. No en vano varias gurús americanas tienen cursos-de los carísimos-sobre cómo crear un webinar de éxito.

Series de videos en Periscope o Youtube

 

Periscope es una de las nuevas webs de moda, pero Youtube puede servir también. Crea una serie de videos (por ejemplo 6) y vete sacándolos progresivamente, uno a la semana por ejemplo. En cada uno puedes “solucionar” uno de los problemas de tu audiencia. Por supuesto es esencial promocionarlos adecuadamente y que los posibles compradores del curso sepan que dicha serie existe. Para ello lo mejor es crear una página en tu blog donde cuelgues los videos o bien los enlaces a dichos videos.

Te recuerdo que si usas Periscope el vídeo sólo está online durante un día. Si quieres que se mantenga más tiempo tienes que usar Katch, un servicio de Twitter que te permite tener una página con tus Periscope colgados.

Hacer encuestas a tus lectores

Es la forma más básica pero sigue siendo efectiva. Puedes enviar una encuesta a través de Survey Monkey, por ejemplo (que te permite seguir los resultados en directo a través del móvil) o a través de Google Forms. La mejor manera es preguntar cuáles son los problemas que tienen sobre el tema X (que por supuesto es el tema de tu curso). Por ejemplo:

¿Qué es lo que te resulta más difícil a la hora de planificar cómo vas a decorar el cuarto de tu bebé?

Y acto seguido das una serie de opciones o bien dejas la pregunta abierta (sirve de brainstorming). Esto te sirve para saber qué puntos debes tocar en tu curso online, los llamados puntos de dolor.

Estas son las cuatro acciones que yo suelo usar para validar mis cursos. Nunca uso las cuatro; es mejor una combinación entre ellas. La más efectiva es la de crear un webinar: te da información instantánea sobre el interés del curso. Las encuestas te ayudan a terminar de perfilar el curriculum del curso y son muy útiles también.

 

Espero que vuestra planificación vaya viento en popa.

 

 

Diseñoblogs

 

No te puedes perder...

¿Y lo bonito que es compartir ?
Email this to someonePin on PinterestShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
The following two tabs change content below.
Mamá emprendedora, me apasiona todo lo que tenga que ver con las nuevas tecnologías. Especialista en Wordpress y Genesis.

EBOOK "VIVIENTE" GRATIS ►7 CLAVES PARA TENER UN NEGOCIO ONLINE

RENTABLE Y VISIBLE....

CON MENOS DE 200 VISITAS DIARIAS

Gracias por suscribirte. Recuerda revisar tu carpeta de promociones y spam. Si mi email cayó allí, asegúrate de que no vuelva a pasar añadiendo mi email a tu libreta de direcciones. Un saludo y hasta pronto.