Has intentado muchas veces lo de escribir para vender. Has leído sobre copywriting (tal y como estás haciendo ahora), pero no te acabas de sentir cómodo con el resultado.

Lees tus textos y sí, están bien, pero… mmm… algo falla.

Bien, yo quiero que eso cambie a partir de ya. Por eso, hoy te traigo 3 consejos que van a hacer brillar tus textos en cuanto los apliques. Son sencillos, pero entretenidos. Y sobre todo, efectivos. Así que vamos a ello.

 

 

Cuando hablamos de emociones, hablamos de lo que duele, de lo que tu cliente desea, de lo que se despierta en él al pensar en tu servicio o producto.

Muchos negocios cometen el error de quedarse en “mi cliente necesita X porque quiere Y”. Vale, y yo te pregunto: ¿y?

Eso es una necesidad y, por ello, tienes que ir un paso más allá (o unos cuantos).

Vamos a diferenciar, por un momento, estos conceptos:

  • Necesidad: aquello que mueve al cliente desde donde está hasta la compra.
  • Emoción: aquello que siente tu cliente cuando piensa en lo que va a conseguir con ese resultado que tú le ofreces o aquello otro que siente ahora y por eso llega a ti.

Ahora, si consigues identificar la emoción ligada a la necesidad de tu cliente y redactar tus textos con ella en mente, conseguirás que tu cliente piense “wow, sabe cómo me siento” y seguirá leyendo.

 

  • Habla el lenguaje de tus clientes

 

Sí, y no me refiero a que sean extraterrestres y tengas que aprender su lenguaje. Por supuesto que no (que por otro lado, estaría bien expandir fronteras, ¿te imaginas?).

Cuando digo “habla su lenguaje”, me refiero a que investigues cómo se expresan:

  • Cuando hablan de sus problemas (esos que tú solucionas)
  • Cuando hablan de lo que buscan y desean (eso que tú ofreces).
  • Cuando hablan de cómo se sienten en el momento de intentar solucionarlo por su cuenta. En muchos casos, suele haber un momento de inflexión. Ese en el que te das cuenta de que hacer algo que no dominas, te quita mucho tiempo de lo que sí sabes hacer.

No hay nada más valioso que el propio lenguaje de tus clientes. Créeme.

 

¿Qué pasará cuando utilices sus expresiones y sus palabras?

 

Que se verán reflejados en tus textos, comprenderán tus servicios y conectarás con ellos. Y todo eso, amigo, es muy poderoso.

Por eso tienes que esforzarte en encontrar todo lo que puedas.

Busca a tus clientes por la red y apúntate todo lo que te digan. TO-DO. Luego ya verás qué utilizas y qué no. Qué mezclas y qué utilizas tal cual. Pero, de entrada, apunta lo que encuentres.

 

  • Utiliza fórmulas y técnicas probadas, pero sin perderte por el camino

 

Sí. Todo tiene un qué, un cómo, un por qué y un cuándo. Podríamos decir que, incluso, todo tiene un cuánto (porque lo suyo es no abusar de “técnicas efectivas”).

Sin embargo, no debes perder “tu manera” por el hecho de seguir una serie de pautas que “funcionan”.

 

¿Por qué no seguir con los ojos cerrados todo lo que funciona?

 

Fácil. Porque todo el mundo hace lo mismo. Sigue lo que funciona y se olvidan de ser ellos y de conectar de manera autentica.

Y si todos hacemos lo mismo, ¿qué pasa? Que la diferenciación (que es lo que hará que tus clientes se decidan por ti y no por tu competencia) queda en un suspiro. Solo en un suspiro. Y eso es algo que debes evitar.

Por eso, tira de fórmulas como AIDA o PAS, pero no te dejes llevar por las ansias de “tiene que funcionar sí o sí” sino ve más al “utilizo esto, pero expresándome como yo me expreso y como se expresan mis clientes”.

 

Leer tu texto y sentirte identificado es la clave

 

Si sigues estos 3 consejos y, además, mantienes tu yo en cada texto que escribas, habrás ganado la batalla.

No hay nada más importante que ser tú en todo momento y mantener tu personalidad para conseguir conectar con tus clientes (aquellos que, de verdad, te valoren).

Y si encima, después, aderezas tu personalidad con las emociones a flor de piel, las expresiones de tus clientes y algunas fórmulas y técnicas probadas… eh, saltarán chispas.

 

Y para empezar a dominar los 5 pasos para vender siendo tú mismo en cada palabra, descárgate ahora mi Guía para vender con copywriting manteniendo la personalidad. Porque tú eres único y tus clientes tienen que darse cuenta ya.

No te puedes perder...

¿Quieres descubrir las "7 Claves para tener un negocio online Rentable y Visible con menos de 200 visitas diarias?

Recuerda, el tamaño aquí tampoco importa...

¿Y lo bonito que es compartir ?
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
The following two tabs change content below.
Madre, copywriter y creadora de conexiones a tiempo completo. Me paso los días aprendiendo y haciendo que el mensaje de negocios online como el tuyo resuene en la mente de sus clientes.

¿Quieres aprender a tener un negocio visible y rentable sin

tener miles de visitas al mes?

GET

WELCOME OFFER!

Tengo algo para ti...