Saltar en paracaídas, practicar snowboarding, dejar que tu pareja y/o tus hijos preparen la cena, diseñar una web desde cero,… deportes de riesgo que hay que practicar con la suficiente presencia de espíritu y muuuuucha paciencia, sin prisas por ver los resultados. Y después enfrentarse a esos resultados.

Como ni tengo familia ni me gusta en exceso la velocidad sin tener unos buenos neumáticos debajo, te hablaré del deporte de riesgo que mejor conozco: el diseño web. Y es que una vez que te lanzas, todo es vértigo.

Pongámonos en situación: has visto en la televisión y en la publicidad de internet que tú puedes crear tu web, la web de tu negocio. Y, lo que es mejor, que puedes diseñar una web gratis. Así que te lanzas a la aventura. Al fin y al cabo, toda esa publicidad no puede estar equivocada.

No puede ser tan difícil.

El resultado, en muchos de los casos, tiene lo que suelo denominar un “efecto cebolla”: miras tu diseño y te dan ganas de llorar. Lógico: para todos los deportes de riesgo hay que prepararse, entrenarse, y planificar muy bien cómo lo harás.

Pero no te preocupes, pues en esta serie de posts te voy a hablar de todo lo que tienes que tener en cuenta para que tu web pase de hacerte llorar a ser una cebolla con todas las capas necesarias para convertirse en lo que tú más deseas: un negocio online.

Estrategia y técnica: el corazón de la cebolla.

Quizás piensas que el diseño web es algo creativo, que crear una buena página web es cuestión de inspiración. Nada más lejos de la realidad. El diseño está hecho para cumplir un fin. Y debes tener claro ese fin para diseñar una web que cumpla su función.

Y ya te adelanto que todas esas soluciones que nos ofrecen en la publicidad no te van a valer. ¿Quieres algo predefinido, igual a todos, sin nada de personalidad? ¿Acaso tu negocio no es único? ¿Acaso tú no eres únic@?

Te invito a que hagas esta reflexión para organizar el diseño de tu web, y con él, el diseño de la plataforma que va a acoger a tu negocio online.

¿Qué esperas obtener con esa web? ¿Quieres compartir tus experiencias en un blog? ¿Quieres vender productos en una tienda online? ¿Lo tuyo son los servicios uno a uno? ¿O eres de los que tiene vocación por enseñar y ofreces cursos online?

Una vez que tengas claro tu objetivo, escríbelo en un papel. Aunque puede que sean más de uno. No hay problema. Eso te ayudará a tener claro qué debes incluir en el diseño de tu web.

 

Agarra papel y lápices de colores.

Estrategia de Diseño Web

Durante muchos años estuve dando clases de diseño web a jóvenes. Y el primer material que pedía a mis jefes era un block de dibujo y una caja de lápices de colores por alumno. Me miraban como si estuviera loca: “¿Pero cómo vas a diseñar una web con eso?”.

Pues sí, la base fundamental de una web está dibujada en una hoja de papel. Pregunta a cualquier buen diseñador que conozcas o admires, a esos cuyos blogs lees. Ellos te dirán lo mismo que yo.

En ese block puedes dibujar varios diseños. Y tratar de encajar de la forma más agradable todos los objetivos que quieres abarcar con tu web.

(Un consejo pequeñito, en voz bajita y entre nosotros: no intentes meter demasiada información, aburre al más docto académico de la lengua. Mi máxima es buscar el minimalismo.)

Incluso puede que descubras que algunos colores te gustan más que otros… (Interesante, muy interesante, querido Watson).

Una vez que hayas elegido el diseño, la distribución de contenidos, lo que quieres mostrar y dónde, en resumen, lo que los diseñadores llamamos el “layout”, ya puedes ponerte a crear tu web.

 

Tu web necesita un hogar.

Tienes claros tus objetivos, tienes claro el diseño básico de tu web (y lo has dibujado en un papel). Pero para llevar a cabo el trabajo necesitas algo más.

Y ahora, en un ejercicio sin par de adivinatoria, te diré lo que estás pensando ahora mismo: “Voy a crear una web en una plataforma gratuita”.

¡ALTO AHÍ! Sólo te permito esa opción si tu web no va a dar cobijo a un negocio. En todos los demás casos no es admisible. Piensa que eligiendo esta solución es como si tuvieras una plantita en una pequeña maceta, donde sus raíces no pueden crecer… al final se morirá.

Necesitas una plataforma que permita a tu negocio echar raíces y crecer, que pueda tener muchas hojitas y que con cada una capte un pequeño rayito de sol. Verás que hermoso crece.

No, no me hables de tu situación financiera: un buen hosting con su dominio no te va a costar más de 7 euros al mes. ¿De verdad no puedes ahorrar eso?

Yo era de la misma opinión: no tenía dinero y lo poco que tenía no quería gastarlo. Hasta que conocí a Franck Scipion y le escuché algo que fue como un buen sopapo en la cara: “Si no inviertes en tus sueños, ¿qué vas a hacer?, ¿vivir los de otro?”. Piénsalo tú también.

Ahora reinvierto gran parte de lo que gano en formación. Y no puedo estar más contenta de haber tomado esa decisión.

 

Diseñar una web desde cero: construye y decora el cuartel general de tu negocio.

Como no quiero extenderme demasiado (y hacer un artículo sobre diseño web puede hacerse eterno), terminaré diciéndote que mi recomendación para la construcción de los cimientos de página web es usar la tecnología WordPress.

Y no hablaré más sobre WordPress, para eso está Jessica Gestoso, pero sí te diré que es la mejor opción en la actualidad: potente y muy, muy versatil.

En cuanto a la decoración… será un tema que trataremos en próximos posts.

Y ahora, ¿te apetecería hablarme sobre tu experiencia? ¿Has intentado diseñar una web desde cero? ¿Cuáles fueron los resultados? Cuéntanoslo en los comentarios. ¡Prometo responder!

Si te apetece acompañarme en este camino del diseño de tu web-negocio, adelante, caminemos junt@s. También puedes usar los comentarios para pedirme que hable de algo en concreto, siempre relacionado con el diseño web. ¡Estaré encantada de ayudar!

¡Hasta pronto!

Imágenes: Tirachard / Freepik

¿Y lo bonito que es compartir ?
Email this to someonePin on PinterestShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
The following two tabs change content below.
Soy diseñadora web y "ayudadora" de emprendedores. No me gusta trabajar con "clientes", por eso hago "amigos". Convierto webs y tiendas en negocios de verdad.

Descarga GRATIS mi EBOOK INTERACTIVO "7 claves para tener un negocio online rentable y visible con menos de 200 visitas diarias"

Gracias por suscribirte. Recuerda revisar tu carpeta de promociones y spam. Si mi email cayó allí, asegúrate de que no vuelva a pasar añadiendo mi email a tu libreta de direcciones. Un saludo y hasta pronto.