Mamá, ¿qué hay para cenar? -Coles de bruselas…mmmm que ricas! Seguro que pocas o ninguna vez has tenido el privilegio de escuchar esta frase de boca de tus hijos. Pues después de haber post seguro que tu drama con esta hortaliza con fama de fratulenta tenderá a disminuir.
Comenzamos con una breve pero necesaria introducción friky-culinaria. Para mi la cocina se ha convertido en una obligación a la vez que una actividad divertida para hacer con mis hijos. Antes de ser mamá disfrutaba experimentando y sorprendiendo con platos y combinaciones inverosímiles. Era un momento de relax donde canalizar mi creatividad junto con un poco de música y una copa de vino tinto. 

Desde que tengo el blog la mayor parte de mi tiempo libre lo dedico a él y la cocina paso a ser una rutina obligada del día a día. No obstante el auge de programas con Master Chef me ayudo a descubrir la pasión de mi hijo mayor por cocinar. Sus recetas van desde unos bombones de gelatina de fresa a unos calabacines rellenos. Las tenéis todas recopiladas en mi sección Para chuparse los dedos.
Era cuestión de tiempo que el hermano pequeño siguiera la máxima de «culo veo, culo quiero»  y me pidiera el delantal para seguir sus pasos. Ya os podéis imaginar un renacuajo de casi 3 años que me sigue por casa con su taburete en mano, recalcándome su sitio en la cocina. Este proyecto de marujilla me ayuda a fregar platos y suelo, limpiar el polvo, servir y quitar la mesa, hacer la cama y deshacerla,..Bueno pues ya conocéis uno de mis secretos de organización bloguera. Tengo a SR. DON LIMPIO como hijo. 
Pero volvamos al objetivo de este post→Las repudiadas coles de bruselas. Aprovechando un mini vídeo de hace unas semanas, os cuento mi forma de hacer que mis hijos adoren estas bolitas verdes y las incluyan en su dieta. Si, ya sé que son amargas pero eso tiene arreglo→La miel y una pequeña amputación.


Resumiendo el post de IMujer sobre sus beneficios, estas son las razones para incorporarlas a nuestra dieta:
  • Gran fuente de vitamina A y C.
  • Su consumo reduce el riesgo de cáncer de vejiga, colón, próstata, pulmón, mama y ovario.
  • Son grandes desintoxicantes, antioxidantes y anti-inflamatorios del cuerpo.
  • Ayudan a regular la tiroides y previenen el riesgo de enfermedades cardiovasculares.


Ingredientes:

  • Coles de bruselas
  • Patatas
  • Aceite de oliva
  • Miel 
  • 1 cebolla
  • Soja
  • Pimienta y romero.
  • Panceta

«Preparación»

Precalentamos el horno a 220º. Mientras vamos preparando una bandeja con papel de horno, una capa de cebolla picada , una capa de patatas en rodajas grandes de igual tamaño y grosor.( 1cm. aprox.) . Añadimos un poco de sal y romero.
Cogemos la bolsa de coles congeladas y las ponemos en un recipiente para microondas para descongelarlas. Si ya estuvieran frescas o descongeladas, no ahorramos este paso.
Ahora es cuando entra en acción el aprendiz de chef. Lo primero que le pedí fue colocar la coles en los huecos donde no había patata. Después le preparé una mezcla de aceite, miel y soja para que con la ayuda de una brocha fuera pintando las coles y patatas. Las proporciones depende mucho de vuestros gustos. Solo tener en cuenta que el aceite es lo que debe predominar y que el dulzor (miel) o punto salado (soja) se lo dais vosotros. Añadimos el romero y metemos la bandeja en el horno durante 40 min aprox. Y ya para rematar la cena, a los 10 minutos de cocción añadimos unos trozos de panceta u otro tipo de carne, debidamente condimentada, ya tendremos un plato único super completo. Los tiempos son un poco aproximados dependiendo del tipo de carne y el grosor de las patatas.
Presentación básica o «a mi no me lies que no tengo tiempo para florituras«→De la bandeja al plato y que cada uno se lo coma como quiera.
Presentación currada o «que me gusta a mi un Master Chef«→ Con un molde de galletas hice corazones de patatas y una estrella rellena de azucar glass para mojar las coles (más dulce imposible) o simplemente decorar. Después preparé un pintxo con las coles cortadas por la mitad intercaladas con trozos de panceta.

Truco para que las coles no amarguen

Si con el baño de miel todavía no has ocultado ese sabor, os aconsejo cortar el tronco o «sombrero» de cada col antes de servirla en el plato. Además de ser la parte más dura suele ser la más amarga. Otro tip pero más psicológico es cambiar el nombre de esta verdura. «Chicos, hoy comemos bolas verdes de super heroes…con patatas». Y si rizas el rizo y haces una presentación un poco chula y original, ¿quién se puede resistir a ese atractivo manjar?.

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
(Votos: 0 Promedio: 0)
The following two tabs change content below.

Ana María

Mamá, bloguera y emprendedora por sorpresa con alma inquieta. El diseño es mi pasión y la redes sociales mi hábitat preferida. Mi misión: ayudar a otros bloggers a crear su proyecto online de una manera creativa, personalizada y profesional.
00
Months
00
Days
00
Hours
00
Minutes
00
Seconds

HAPPY BIRTHDAY FOR ME
DESCUENTOS FOR YOU  

 

- ASESORÍAS ESTRATÉGICAS –

- DISEÑO WEB –

- TIKTOK PARA EMPRENDEDORES-

Pin It on Pinterest